De memoria y Lucha. Más allá de la consigna: Reflexiones sobre la memoria en la lucha anárquica insurreccional (Contra Toda Autoridad #2)

De memoria y Lucha. Más allá de la consigna:
Reflexiones sobre la memoria en la lucha anárquica insurreccional

“Recordar a los/as hermanos/as es un ejercicio necesario para quienes construimos una realidad diferente, si no lo hacemos nosotros/as sólo nos quedan muchas fichas policiales y reportajes de carroñeros periodistas. La caída de un/a antiautoritario/a en esta guerra contra lo establecido no puede ser sólo motivo de tristeza, también nos llama a seguir su ejemplo y, en mi caso, es una inmensa alegría al recordar la hermosa vida de quien no quiso someterse tomando el cielo por asalto”
Palabras de la compañera Mónica Caballero, secuestrada por el estado español acusada de colocación de artefactos explosivos, a casi un año de la muerte del compañero Sebastián “angry” Oversluij y de su detención en España.

La partida de un/a compañero/a producto de su caída en acción o de un enfrentamiento con los esbirros del poder es un momento de enorme tristeza, dolor y rabia.

Sentimientos que muchas veces nublan e impiden visualizar cómo impedir que el recuerdo de un guerrerx que muere en acción, enfrentándose cara a cara con el poder, pase al olvido.

Quien decide enfrentarse a la autoridad desde un postura de ofensiva asume que dentro de las consecuencias esta la prisión, la clandestinidad y la muerte. Enunciarlo suena fácil, pero cuando llega el momento en que se hace realidad cualquiera de estas consecuencias, el lado crudo de la lucha cobra vida. En el caso de la prisión y la clandestinidad lxs compañerxs que se encuentran en esta situación pueden seguir expresando, comunicando y aportando desde su individualidad a la agudización del conflicto-eso sin desconocer lo duro que significa estar en esas condiciones- pero quien muere no puede seguir haciéndolo. Como guerrerxs debemos emerger del dolor, superar o sobrellevar la partida de nuestrxs hermanxs y difundir las ideas, valores y prácticas que en vida nos hermano y llevo a forjar afinidad con lxs compañerxs que ya no están, de ahí la importancia de que su recuerdo no quede solo entre sus cercanos ni mucho menos en el olvido..

Más allá de la consigna: memoria negra insurrecta y en ofensiva siempre.

¨Pero aunque cayeron muertos no se perdieron. Viven entre nosotros. Están presentes en todo momento de la guerra contra lo existente, en cada uno de los momentos en que se planifican conspiraciones y proyectos oscuros del ataque. Viven tras actos de venganza y seguirán viviendo mientras haya consciencias armadas preparadas a trasformar sus negaciones en la práctica. (…)A nuestros muertos les guardamos en el corazón. Les llevamos con nosotros en momentos salvajes cuando el ataque anarquista estorbe el orden de este mundo¨
Palabras de CCF en conmemoración de la muerte del compañero Mauricio Morales, mayo 2014

Recordar a un/a compañero/a que ha muerto en acción también forma parte de la lucha multiforme contra la autoridad, por lo tanto la manera en que se recuerda y difunde el recuerdo del compañero/a debiese cargar con nuestros valores trascendentales, el recuerdo es ofensivo, en lucha, antiautoritario y horizontal. Pues no recordamos por el simple acto memorístico, ni por un ejercicio de historia académica, recordamos porque quien muere es un guerrero más en la lucha contra el dominio, un/a compañero/a que dejo de propagar el deseo indómito de libertad, que deja de poner en practica experiencias de liberación total. Por tal razón es necesario difundir y propagar la memoria del compañerx desde la integralidad de su vida en ofensiva, sin falsear ni blanquear la imagen de nuestrxs hermanxs, pero tampoco circunscribirla necesariamente al minuto en que muere o deja de existir materialmente. Asumimos el recuerdo de un compañerx como parte de la lucha contra el poder y no desde el victimismo o el martirio.

Nuestrxs compañerxs nos acompañan en cada acto, gesto y acción, dialogan con nosotrxs pues su recuerdo está cargado de prácticas y valores anarquistas que trascienden al individuo. En ese sentido como antiautoritarios nos resulta impensable asumir a un compañerx como fetiche pues no reconocemos iconos, apostamos por una memoria iconoclasta, que dialoga de igual a igual con lxs compañerxs, caidxs en acción, en horizontalidad, pues aquel compañerx carga en sí la voluntad de ver destruida esta realidad, voluntad puesta en práctica, voluntad multiforme que muchxs de nosotros también poseemos y la hacemos realidad enfrentándonos minuto a minuto contra el poder. Tampoco buscamos el reconocimiento al difundir la memoria de nuestrxs compañerxs, los anti autoritarios no niegan a sus hermanxs ni sus relaciones de compañerismo, pero nuestra postura está lejos de sacar divisas o status por el vínculo de amor, complicidad y apoyo mutuo que nos pueda unir a nuestrxs hermanxs.

¨Porque, sea cual sea el resultado, la existencia mera de este frente de lucha es una victoria en sí misma, tanto por su perspectiva inmediata, como también por el legado que deja¨
Yannis Michailidis, compañero preso por el Estado griego. Palabras en solidaridad con la huelga de hambre del compañero Nikos Romanos.

La memoria anarquista es una memoria activa que niega y combate el olvido, pues asume que lxs compañerxs caidxs en acción dialogan con nosotros en el presente, nos acompañan en cada gesto multiforme de enfrentamiento, nutren con su experiencia, valores y acciones nuestra práctica de lucha. Nos alientan a seguir en el combate, es un llamamiento a como dicen por ahí seguir expandiendo la revuelta. La memoria de ellxs comunica posiciones de vida en ofensiva, de las cuales podemos extraer lecciones, aprendizajes y entendernos pues su arrojo y coraje están impreso en el recuerdo que de ellxs hacemos. La memoria anarquista comunica más allá del contexto inmediato en que nuestrxs hermanxs mueren. Establece una continuidad de las ideas, las cuales son capaces de trascender en tiempo y espacio. La memoria anarquista mantiene vivxs a di Giovanni y Ravachol, haciendo resonar un viva la anarquía que hasta el día de hoy nos alienta en el combate contra el dominio. La memoria anti autoritaria al ser ofensiva nos permite conectarnos con un gran número de guerrerxs que se enfrentaron al poder dando perdiendo la vida en distintos escenarios y momentos, pero que no por eso dejan de ser experiencias y memorias que nutren nuestro presente de lucha. Las decisiones de ellxs son nuestras, sus ideas y prácticas se afirman en nuestras prácticas en el presente.

Defender las ideas que nos hermanan con los hermanxs caidxs en acción a través de la difusión de una memoria negra, es también una defensa de lxs compañerxs y una lucha contra el olvido de sus vidas y acciones de ofensiva. Transmitir la memoria de nuestrxs compañerxs es un combate contra el olvido y el silenciamiento que el poder busca desplegar, anulando experiencias y voluntades de lucha y enfrentamiento. Si no somos nosotrxs quienes trasmitimos la trascendencia de nuetsrxs compañerxs que de manera libre determinada se arrojan en la lucha por la liberación total, estos dejaran de existir y ser un aporte en el desarrollo de la lucha anti autoritaria.

Porque no serán los unicxs pero son lxs nuestrxs. Guerrerxs caidxs presente.

El 11 de Diciembre del 2013 cerca de las 9:30 de la mañana individuos deciden expropiar una sucursal bancaria en Pudahuel. El compañero anarquista Sebastián Oversluij ingresa al banco y al momento de desenfundar la subametralladora que llevaba consigo, es abatido por el guardia de seguridad de la sucursal. Dicho guardia poseía entrenamiento militar, fue mercenario en Irak y en las fuerzas de ocupación de Haiti.

Un año se ha cumplido desde la partida del pelao angry, expandir su memoria y recuerdo mas allá del momento de su muerte forma parte de nuestra apuesta multiforme de lucha. No solo la memoria tuya sino que también el de compañerxs que también han entregado sus vidas en el combate contra el poder: Mauricio Morales, Claudia López, jhony Cariqueo, entre otrxs. La memoria es propaganda, es ataque contra el olvido que impone el poder y el silenciamiento que algunxs buscan hacer. El llamado siempre es a desbordar las posturas victimistas y de martirio.

La memoria anti autoritaria, rescata las vidas de los compañerxs en la completitud que estos vivieron, asumiendo su recuerdo de manera activa, sin ser especialistas del recuerdo, no niega las contradicciones que estos cargaban, pero siempre defiende sus posturas de enfrentamiento, rebeldía y dignidad, en ese sentido estamos orgulloxs de hermanarnos y encontrarnos con ellxs en cada acto de liberación y enfrentamiento contra el poder.


Porque solo muere quien se olvida. Memoria y acción por los compañerxs caidxs
Compañerxs Mauricio Morales, Claudia López, Sebastián Oversluij
en nuestros corazones y acciones siempre están presentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s